Dueños de casa o invitados

(No es bueno hacer las listas que siguen “de una vez para siempre”, mejor hacerlas en lápiz, un poco cada día, corrigiendo.)

 

Hagan dos listas:

 

1) ¿En qué actividad, lugar, oficio, se sienten titulares, dueños de casa, los que se lucen? ¿Con qué persona se sienten seguros, que llevan el baile?

 

2) Lo mismo (persona, lugar, oficio, etc.), que los hagan sentir recién llegados, invitados, nunca titulares, aprendices.