3. ¿Qué te hace sentir fuera de lugar? ¿Qué te hace sentir bienvenido?

¿Qué cosas te hacen sentir fuera de lugar?: Ser consciente de la sensación de estar fuera de lugar, y a qué la provocó. Desnaturalizar el hecho de sentirse fuera de lugar. Ver ahí también hay rasgos de identidad, singularidad. Revisar supuestos sobre infancia que devienen en actividades fallidas. Ver a los niños como inmigrantes ayuda a hacer empatía y comunicar mejor hacia ellos. ¿Qué te hace sentir natural en tu ser?: Llevar conciencia sobre el alivio de la sensación de encajar, de reconocer como propio. Reconocer en esa sensación rasgos de singularidad, identidad. Identificar cuándo nos sentimos hábiles o en confianza. Pensar qué escenarios, condiciones, nos favorecen. Buscar al oyente como aliado, no hay que “vencer/conquistar” al oyente. Reconocer profesionales, gente de oficio, que no hacen de su saber una herramienta de poder.

Cuando el relato nace según quién nos oye

Nuestras narraciones nacen, cambian y se orientan según quién nos oiga y cómo reaccione. Aplausos, silencios, emoción, distracciones, comentarios, son todos signos que modelan el relato.

Miradas que pesan o que alientan

Dos listas: una de “aliados/ amigos/ amores/ fanas”, como quieran llamarlos, y otra de “antagonistas/ ufh/ plomos/competidores…“, como quieran llamarlos, también.

Guardar la escala humana

Es mejor que el antagonista o el aliado sea del mundo cercano del narrador, para que no se inmovilice la acción, o para que el relato no se vea sobrepasado moralmente.

Inmigrante y anfitrión

Adaptarse a un medio nuevo, sea que uno se resiste o se asimila, es agotador, un trabajo de 24 horas que insume toda nuestra energía. La actitud del anfitrión puede ayudar o complicar las cosas.

Todo anfitrión fue recién llegado

Como adultos (es decir, locales) tenemos que aprender a manejar nuestra frustración, impaciencia. Una buena guía es decirnos: ¿Se acuerdan de cuando empezaron algo?

Ética del anfitrión

Es sano no hacer uso del poder por ser locales. Proponemos ejercicios en los que no hay un centro definitivo y para todos, ni un titular que lo sea siempre y en cualquier parte.

La vastedad de ser nuevos

Todo espacio nuevo parece vasto y plagado de reglas desconocidas. Al estrés de ser nuevos, no agregar el estrés de equivocarnos.

Dramatizaciones

Ejercicios de desplazamiento: el que es autoridad en un ámbito, no lo es en otra situación (el médico en lo del mecánico, el mecánico en lo del dentista, etc.).

Entiendo a los chicos como inmigrantes

La metáfora del inmigrante cuando uno piensa en los chicos: el inmigrante tiene sentimientos encontrados de gratitud y rechazo; pierde las referencias conocidas; todo resulta absolutamente nuevo; necesita de alguien para casi todo.

El inmigrante es un observador

El niño, al igual que cualquiera que llega a un país nuevo, mira todo con cierta distancia, a veces crítica, a veces de asombro.

El valor del error

Un error puede ser visto como el desvío de un plan, de una norma, de una expectativa de resultado, y eso es la misma condición de cualquier salto creativo, o de un hallazgo.