Los de acá son bien raros

– Son extranjeros, acaban de exiliarse en este país, los alojan en esta casa (con esta familia o esta persona: que en verdad es la casa de ustedes, la familia y la persona de ustedes… sólo que la verán como si fueran extranjeros que acaban de llegar, sorprendidos por estas costumbres nuevas. Ustedes mismos, entonces, deben escribir desde la voz del narrador, ese extranjero de visita).

Escriban sus impresiones en un diario o en un mail a un conocido, sus observaciones sobre la casa y las personas.